1ª Crítica

‘Ases Calientes’, divertidísima, violenta y visualmente magnífica, ¿se puede pedir más?

La película de Joe Carnahan parte de una premisa simple pero efectiva: hay una persona a la que unos quieren matar y otros proteger. A partir de ahí, millones de posibilidades por desarrollar. Lo curioso es que Carnahan parecía haber tomado una vía fácil, la de los Seagal y Van Damme de turno, en la que sólo importaría ver morir a gente, sin más, pero no. Al contrario, desde el principio, con un prólogo tan brillante como algo extenso, se nos presenta la acción y la cosa no podía estar más complicada: un buen puñado de personajes, cada uno con sus particulares roles y posibilidades, puestos sobre la mesa de un juego con más reglas de las que parece a primera vista, con una serie de planes, traiciones, hermandades y situaciones límite que se van acelerando cada vez más. Y es que el espectador no puede dejar de pensar “¿¿quién va a ser el listo que se va a salir con la suya??”. Y ahí está Carnahan con un endiablado guión lleno de sorpresas y diálogos chispeantes, un excelente montaje que permite que, a pesar de todas las subtramas que hay, el espectador no se pierda nunca y pueda ver. Lo peor: Carnahan cree que sus diálogos son tan buenos que los alarga demasiado. Y bueno, dentro de lo malo del film, aunque no pueda revelarlo, el giro casi final de la historia es bastante absurdo y totalmente innecesario. Sin embargo, Carnahan ya se ha ganado al espectador y en ese momento uno no puede evitar “mirar” a otra parte y “perdonar” el error.

Comments are closed.